25 años de la cautivadora Gatúbela

Michelle Pfeiffer,  multinominada al Oscar y ganadora del Golden Globe, interpretó por primera vez a  Catowoman  en 1992 en  Batman Returns para lograr una de las mejores interpretaciones de su carrera creando de paso todo un icono del séptimo arte que paso de lo cómic al mundo de Hollywood.

Pfeiffer no interpretaría a Catwoman después del casting, por lo cual estaba devastada pero tuvo la oportunidad  después de que Annete Bening se embarazó por lo cual pudo interpretar el personaje,  para el cual estuvo entrenando kickboxing, yoga y gimnasia además de con el látigo.

Selina Kyle era una secretaria de un político en Ciudad Gótica quien fue asesinada por su jefe tras ser encontrada espiando unos documentos. Después de ser revivida  por gatos, actúa con violencia, sexualidad y sarcasmo, además de comportamientos felinos en su forma de moverse y caminar por los techos, así como movimientos escurridizos.

Este personaje fue introducido al mundo de Batman con el fin de atraer mujeres hacia los cómics, ofreciéndoles una especie de versión femenina de Batman, además de darle un interés romántico al oscuro superhéroe y a las películas.

Villana, heroína y en ocasiones amante, no es de extrañarse que cuando el mundo del cine ha querido entrar en el mundo de Batman haya utilizado a Catwoman como uno de sus personajes favoritos e inolvidables de las sagas.