Game of Thrones se convierte en la máxima ganadora de los Premios Emmy

La edición número 68 de los Emmy Awards, celebrada la noche del 18 de septiembre en el Teatro Microsoft de Los Ángeles, dejó grandes sorpresas entre sus premiados y, además, consolidó a Game of Thrones como la serie más ganadora de la historia en dicha celebración.

Con 106 nominaciones hasta la fecha, Game of Thrones (GOT), la serie producida por HBO, basada en la obra de George R.R. Martin, superó a Frasier (NBC) con 38 estatuillas y así se convirtió en la producción más ganadora de los Emmy Awards.

Battle of Bastards, capítulo nueve de la sexta temporada de GOT, dirigido por Miguel Sapochnik y escrito por David Benioff y D.B. Weiss, fue galardonado en las categorías de dirección y guión; para la realización de dicho episodio se requirieron 25 días de filmación y la participación de 500 extras. Además, por segundo año consecutivo, Game of Thrones ganó el Emmy por Mejor Serie de Drama, máximo galardón que otorga la Academia de Televisión. Por otro lado, The People vs. O.J. Simpson: American Crime Story fue la revelación de la noche al ganar seis Emmys, incluido el premio a Sarah Paulson como Mejor Actriz de Miniserie.

Sin duda, las sorpresas de la 68 entrega del Emmy vinieron con la entrega de los galardones en las categorías actorales de drama. Tatiana Maslany, protagonista de Orphan Black quien fuera nominada en el 2015, fue finalmente reconocida por la Academia por su interpretación. Por su parte, Rami Malek, protagonista de Mr. Robot, se impuso como Mejor Actor al superar a Kevin Spacey (House of Cards), Bob Odenkirk (Better Call Saul) y Matthew Rhys (The Americans).