“I am not Madame Bovary”, cinta ganadora en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián

Por Jorge Ruiseñor.

La mención del nombre Bovary es suficiente para que las imágenes de la campiña francesa que describió Gustave Flaubert en su novela de 1856 inunden la mente. Aquella pequeña aldea donde nada sucede nunca, donde los vecinos conocen la vida íntima mejor que uno mismo. Donde la ilusión es siempre mejor que la realidad.

Pero lo que la cinta ganadora de la concha de oro de la edición número 64 del Festival Internacional de Cine de San Sebastián intenta es subvertir esa convención. I am not Madame Bovary del realizador chino Feng Xiaogang cuenta la historia de Li Xuelian y su cruzada de diez años por divorciarse de su esposo adúltero.

El filme, una comedia irónica, retrata las complicaciones y dificultades que pueden resultar
de ser una mujer independiente cuyo propósito es retar la construcción burocrática del estado chino. El director no desaprovecha oportunidad alguna para generar un comentario sobre la relación de la sociedad con un gobierno que tiene fama histórica de censurar todo aquello que pueda propiciar momentos incómodos. Y esto, aunado a un formato circular poco convencional, fue suficiente para ganarse al público.

Entre los otros ganadores destacan Fan Bingbin, reconocida como mejor actriz por su interpretación en I am not Madame Bovary y Hong Sang-soo, quien recibió la concha de plata al mejor director por la cinta Yourself and yours.