Listos para llegar a Cannes

Directores y productores de los proyectos que participarán en Los Cabos Goes to Cannes se reunieron con medios previo a su viaje al Festival de Cine de Cannes.

A pocos días de que inicie la edición 72 del Festival de Cine de Cannes y las actividades del Marché du Film, donde seis producciones mexicanas en etapa Work In Progress se presentarán a programadores, productores, fondos fílmicos, agentes de ventas y potenciales socios, directores y productores de estos proyectos se reunieron con algunos medios mexicanos para conversar sobre esta prometedora e importante experiencia.

Alejandra Paulín, Directora Ejecutiva, y Maru Garzón, Directora Artística, del Festival Internacional de Cine de Los Cabos fueron las encargadas de fungir como anfitrionas y de abrir la conversación en un encuentro casual y relajado entre cineastas, productores y periodistas.

Garzón destacó el orgullo del Festival por la selección de filmes que viajará a Francia, así como el hecho de participar en esta plataforma de promoción del talento y del cine nacional en el marco del Festival de Cannes por cuarto año consecutivo, además de que este año el Festival Internacional de Cine de Los Cabos es “el único festival del continente en hacerlo”.

En el encuentro participaron Alejandro de Icaza, productor de Amores modernos de Matias Meyer; Bruno Santamaría y Abril López Carrillo, director y productora de Cosas que no hacemos; Alejandro Guzmán y Mariana Monroy, director y productora de Estanislao; Rubén Rojo y Marco Antonio Salgado, director y productor de Coraje; y Mariana Flores, Carlos Hernández y Gabriela Gavica, directora y productores de La frontera invisible.

Alejandro Durán, director del filme Territorio, el sexto proyecto que conforma la selección de Los Cabos Goes to Cannes 2019 no pudo asistir al encuentro.

Durante sus conversaciones con miembros de la prensa, los directores y realizadores ahondaron en la importancia de poder participar en una plataforma como esta en el Marché du Film del Festival de Cannes.

“Es una oportunidad muy importante para conocer o platicar con agentes de ventas o programadores de festivales que puedan interesarse en mi película o que puedan saber de ella desde esta etapa, y que eso provoque un interés de otros espacios, festivales o agentes por la película”, señaló Rubén Rojo, cuyo filme, Coraje, cuenta una historia basada en su propia familia, y donde su madre y hermano se interpretan a ellos mismos. Actualmente en etapa de edición, Rojo espera tener su filme terminado para finales de año.

Gabriela Gavica, Alejandro de Icaza, Mariana Flores, Bruno Santamaría, Alejandro Guzmán y Rubén Rojo.

Sobre Amores modernos, el cruce de varias historias de amor y de relaciones en la Ciudad de México, dirigida por Matias Meyer, su productor Alejandro de Icaza, afirmó que se trata de “un espacio poco explorado en el mercado cinematográfico mexicano: una película de arte que se pueda vender. Que la gente la pueda ver con sus palomitas y salga diciendo ‘me gustó, es un peliculón y no fue un pastelazo’. No es la típica comedia romántica que estamos haciendo y que genera un mercado y es importante para la industria mexicana pero tampoco es la típica película de autor que fue a festivales y le fue bien pero que nadie vio.”

Sobre ser parte de esta plataforma que lo llevará a Cannes, el productor añadió que “el apoyo de Los Cabos Goes to Cannes es increíble. Nosotros estamos agradecidísimos. Lo vemos como un esfuerzo por ayudar al cine mexicano a que, en efecto, logre ir a otras fronteras. Para nosotros como casa productora, para Matías como director, es la posibilidad de que llegue a China, de que llegue a Indonesia, a Europa. Una cosa es mandar un correo o contactar a alguien y otra es estar ahí en el Marché, en el Palais des Festivals en Cannes, conocer a alguien, platicarle tu película, hacer que la vea y entablar una relación personal que pueda llevar a algo más. Y creo que Los Cabos lo está haciendo con el afán de que nosotros tengamos esa oportunidad.”

Para Mariana Flores, directora del documental La frontera invisible, en el que se muestra la vida de militares en la Isla Socorro, a 700 kms. de la costa de México, la experiencia de formar parte de Los Cabos Goes to Cannes “significa que me abren las puertas a las grandes ligas y que eso puede tener muchos beneficios para la película, para que la puedan ver en muchos lados. Para difundirla lo más posible y sacarle el mayor jugo posible.”

Bruno Santamaría, Director de Cosas que no hacemos.

Bruno Santamaría, director de Cosas que no hacemos, insiste en el punto de sus colegas al hablar de su propio filme: “Es una oportunidad para que la gente la conozca, que se generen relaciones nuevas y fuertes con programadores, distribuidores y agentes de ventas para que la película tenga espacios de exhibición”.

Su documental acompaña a un grupo de niños que viven en un entorno de violencia. “Es una situación terrible la que se vive en México. Claro que la violencia marca, reprime, detiene, pero las personas siguen viviendo. Y creo que es importante contar también esas historias. Es decir, la violencia se ha robado mucha libertad pero no debe robarse todas las historias”, afirmó el realizador.

Por su parte, Alejandro Guzmán, quien con Estanislao plantea una visita con ideas y propuestas renovadas al cine de terror, señaló que este tipo de apoyos y plataformas “… son muy importantes. Tienen que existir. El cine mexicano brilla por su ausencia en las salas nacionales y de pronto como que la única ventana que tenemos es hacia afuera, hacia los festivales internacionales. Es muy complicado poder ir a un festival como Cannes, poder meterte en ese círculo. Y si existe una iniciativa, un aparato como este para impulsar y apoyar a estos nuevos talentos es fabuloso.”

Estos seis proyectos se presentarán el próximo 19 de mayo en el Palais K del Palais des Festivals, a las 14 hrs.

Más información en http://cabosfilmfestival.com/es/los-cabos-goes-to-cannes-2019/.