“México está en mi mente para mi siguiente proyecto”, Monica Bellucci

Los Cabos, Baja California Sur. – Con el porte que siempre le caracteriza, Monica Bellucci conversa con los medios asistentes al quinto Festival Internacional de Cine de Los Cabos, ya que se le otorga el Lifetime Achievement por su trayectoria actoral.

“Es realmente un honor, después de todos estos años, siento que todavía puedo seguir adelante aprendiendo muchas cosas, para mí es un momento en el que puedo decir gracias, pero es como un nuevo comienzo de alguna manera, me siento una actriz, no una estrella de cine”, aclara.

De una de las escenas más recordadas de su carrera en la película “Irreversible” (2002) de Gaspar Noé, cuando ella es brutalmente violada en un pasillo subterráneo, platica que a pesar de que en pantalla se nota una estridencia y se genera en el espectador dolor y empatía por la víctima, es para los actores precisamente el lograr esta labor, para cuando solo para ellos es representar un papel.

“Era como hacer una danza, y esto es lo bello y lo locuaz de actuar, actuar no es realidad, es como una reproducción de la realidad, nada es más violento que la realidad, y la realidad es más violenta que el cine”, comenta en inglés.

Para el 2017 Bellucci podría estrenarse en el campo de la producción ya que quiere involucrarse en este campo por primera vez en su carrera artística.

“No puedo decir mucho ahora, porque esto va a ser un nuevo paso para mi, nunca he hecho esto antes, pero sabrán pronto y tal vez México sea parte del proyecto (…) México está en mi mente para mi siguiente proyecto”, devela Bellucci midiendo sus palabras.

“El cine italiano falta verse en el mundo”

Ante la pregunta de cómo percibe actualmente el cine italiano y hacia dónde se dirige, la protagonista de “Malèna” (2000) describe que si se hace mucho cine en su país, pero muchas veces hace falta que sea visto en otras latitudes.

“En Italia tenemos mucho talento, algunas veces tenemos el problema que los filmes italianos no tienen oportunidad de verse en el mundo, pero el problema no es el talento, tenemos grandes artistas, increíbles directores, fabulosos actores, pero no hemos tenido la oportunidad de hacer todas las películas que hemos hecho en el pasado”, argumenta.

Como en México, Bellucci, explica que los problemas de distribución del cine nacional radican en la economía del país y en su política, aunque más allá de esto, aplaude que haya cineastas como Matteo Garrone, Alice Rohrwacher o Paolo Sorrentino que salen adelante, ya que el último ganó el Oscar a Mejor Película Extranjera por “La gran belleza” (2013).

Vía Reporte Índigo