Oliver Stone critica el dominio social de EE.UU.

Para el director Oliver Stone, vivimos una época de peligro, amenazada por la ciberguerra y por el poder de Estados Unidos: “Es un mundo peligroso porque tenemos a un sólo país que nos dice a todos los demás qué hacer”, señaló ante los medios de comunicación, durante su visita al Festival Internacional de Cine de Los Cabos. El cineasta, famoso por su cine político y provocador, acudió a Los Cabos para presentar Snowden, su más reciente película, que aborda la hazaña del exanalista de la CIA, Edward Snowden, quien en 2013 sacó a la luz los métodos de vigilancia masiva que el gobierno de Estados Unidos implementa sobre el mundo y sobre sus propios ciudadanos. Su revelación lo convirtió en héroe, aunque el gobierno de EE.UU y muchos ciudadanos lo han tachado de traidor.

“Es aterrador que ningún país de Europa pudo ofrecerle asilo a Snowden. ¿México pudo hacerlo? No. Si bien recuerdo, México le ofreció asilo al mismísimo Leon Trotsky en algún momento. Hubo muchos comunistas. Pero no pudo dárselo a Snowden, ni ningún otro país latinoamericano, aunque hubieran querido, aunque se tratara de un héroe. Y todo por el gobierno de E.U.A, por su influencia. El único lugar en el que pudo estar seguro fue Rusia. Nadie más hiubiera podido protegerlo”, lamentó el director.

La cinta, protagonizada por Joseph Gordon-Levitt, narra los inicios de Snowden como analista, su ascenso dentro de los servicios de inteligencia, su conmoción al descubrir las violaciones a la privacidad de millones de personas, su eventual robo de información confidencial y su decisión de revelarlo todo a la prensa. “Lo que hizo fue muy valiente”, señaló Stone. “Él siempre dijo que los Estados Unidos había roto la ley, al vigilar ilegalmente no sólo a sus ciudadanos, sino a todo el mundo. Espiando tanto a aliados como a enemigos. Estamos en la ciberguerra: usas la información en toda forma posible. EE.UU ha logrado dominio total tanto del ciberespacio, el mar, el aire, la tierra, el espacio, interviniendo los sistemas de cable y obteniendo toda información que pueden. Y no hay ninguna ley que lo prohiba. Snowden decía: si estamos en contra del terrorismo, entonces vigilemos sólo a los terroristas. Eso tiene sentido. Es así como los persigues. Pero es una locura creer que para hacerlo tienes que vigilar a todos”.

Al respecto, el cineasta llamó a crear un mundo multipolar, en donde los países tengan el derecho de llevar sus propias culturas y regímenes. “El mundo es un rehén de Estados Unidos, que quiere control social absoluto”, afirmó Stone.

Sin libertad de expresión

De acuerdo con el director, los inicios de la producción eran inciertos. “Cuando nos reunimos con el abogado de Snowden, no sabíamos si ibamos a hacer una película de ficción, o una basada en hechos, porque no sabíamos si Snowden cooperaría con nosotros. Pero a lo largo de esas 9 visitas nos dio más intimidad y la aprobación para ir adelante”, reveló.

El exanalista revisó el guion y dio sugerencias a la producción, a fin de mantener la historia anclada a la realidad y protegida de posibles ataques de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional). “De todas formas empezaron a decir que lo que decimos en la película es mentira, aunque su evidencia no es muy buena que digamos”, dijo el cineasta.

Sin embargo, los verdaderos problemas comenzaron al buscar financiamiento. “Fuimos a todos los estudios grandes y todos nos rechazaron. No nos dieron razones. Te dicen “nos gusta, pero déjenos comentarlo con los de arriba”. Esto es porque es un nuevo negocio: todo se va a las oficinas corporeativas. Son compañías gigantescas son Telecom etc., y dependen del gobierno. Colaboran con él para poder obtener sus fuicioenes, etc. Tan sólo hace unos días, AT&T anunció que iba a adquirir  Warner Bros., que solía ser una compañía interesante. Trabajé con ella en cinco películas y siempre me dieorn cierta libertad. Sólo quiero señalar que uno de los colaboradores más grandes de AT&T es el gobierno”,

Según el cineasta, la nueva forma de censura viene “en silencio”, de forma corporativa. “No te dicen: ¡no hagas tu película! Simplemente no le dan lugar a ese tipo de producción. Es como un soft power. Mi película fue rechazada en EU. La única razón por la que pude hacerla es porque los franceses y los alemanes, quienes respetan a Snowden, la apoyaron. Cuando tienes un mundo cuyo dueño son las corporaciones globales, no vas a ver mucho en la televisión y en el cine. Sólo obtienes una voz: la voz corporativa capitalista.

¿Y Trump?

“¡Cómo podemos estar preocupados por algo como Trump, si tenemos el problema de la ciberguerra ahorita mismo!”, señaló Stomne al ser cuestionado por los resultados electorales de EE.UU. “Esto podría reventar en cualquier momento. Toma mucho tiempo el encontrar quién hace un ataque cibernético. Hacer acusaciones es fácil. Si seguimos por ese camino va a haber acusaciones, y contra-acusaciones, se va a desatar una guerra a nivel cibernético y luego una guerra de verdad. Hillary Clinton lanzó acusaciones sin pruebas con lo de sus correos. ¡Rusia lo hizo! Eso es una locura. En las operaciones de inteligencia te toma tiempo. Tienes que hacer el trabajo de investigación. La semana pasada seis bancos rusos fueron hackeados. En ningún momento le han echado la culpa a Estados Unidos”.

De acuerdo con el cineasta, las revelaciones de Snowden siguen sin ser cabalmente entendidas, pues no sólo se trata del hackeo a los celulares y laptops, sino de los ataques podrían terminar en guerra o cambiar la forma en que los países se relacionan.

“Nadie sabe qué va a pasar. Todos estan aterrados de Trump. Creo que no va a ser tan drástico y tan dramático, seguro será más conservador de lo que creemos. Es un hombre astuto y no quiere la guerra. Pero, al mismo tiempo, es un hombre que ha propuesto la ejecución de Edward Snowden, y más vigilancia, así que estoy confundido, como muchos. Pero esperemos que sea un buen empresario”, dijo Stone.

Vía Cine PREMIERE