¿Por qué el director de ‘La vida de Adele’ se ve obligado a subastar su Palma de Oro?

Para cualquier director es un gran logro poder ser proyectado en el Festival de Cine de Cannes, pues es uno de los festivales más longevos y reconocido por celebrar el espíritu independiente del séptimo arte. Ahora proyectar un filme y poder llevarte alguno de sus  premios, es el sueño de muchos realizadores.

 

Para el cineasta franco-tunecino Abdellatif Kechiche, director de ‘La vida de Adèle’, así lo fue, pues terminó llevándose a casa el máximo galardón que otorga el festival más famoso de Francia: La Palma de Oro. Sucedió en 2013 y marcó una ola de aplausos y reconocimiento a nivel internacional.

 

 

Esta controversial película, narra la relación amorosa entre dos jóvenes y cómo esta les hace descubrirse a sí mismas y encontrar el camino a la madurez. Cabe mencionar que también  sus protagonistas, las actrices Adele Exarchopoulos y Lea Seydoux, se llevaron a casa dos palmas de oro por sus actuaciones, una decisión inédita por parte del jurado en el Festival de Cannes.

 

Pero la noticia que ha causado revuelo es el hecho de que Kechiche ha decido subastar la Palma de Oro que ganó hace cuatro ediciones para financiar su próximo proyecto llamado ‘Mektoub, My Love’, informó The Hollywood Reporter.

 

 

El director también pondrá a la venta varias pinturas al óleo que aparecían en aquella película, todo ello con el fin de recabar el dinero suficiente para finalizar la postproducción de su nuevo filme, el cual se divide en dos partes y es protagonizado por los actores franceses Lou Luttiau, Shain Boumediene y Ophelie Bau.

 

Desde la edición de 1998, la Palma de Oro está fabricada por la marca suiza Chopard y está compuesta por 19 hojas confeccionadas a mano, que pesan un total de 118 gramos de oro de 18 quilates. Para confeccionarla se necesitan 40 horas de trabajo de siete orfebres distintos. El trofeo estaría valorado en más de 20.000 euros.